Se avecina una recesión más profunda, según Goldman Sachs

Goldman Sachs ha rebajado su previsión para la economía europea, y de la británica en particular. Tanto es así que en el caso inglés, ha advertido de una “recesión más significativa” después de que Liz Truss decidiera reinstaurar una subida del impuesto de sociedades.

Es importante tener presente el caso inglés, pues su economía pende “de un hilo”, y en cualquier momento puede llegar a desestabilizar la economía mundial, con todo lo que eso conllevaría.

La primera ministra confirmó el viernes que el impuesto de sociedades subiría al 25% el año que viene, tal y como estaba previsto -descartando una política clave de su campaña de liderazgo conservador-, tras destituir a Kwasi Kwarteng como canciller. Los economistas de Goldman esperan ahora que el PIB del Reino Unido se contraiga un 1 por ciento el próximo año, sino antes.

Su última previsión, inferior a la estimación anterior de un descenso del 0,4 por ciento, es menor que el consenso actual entre los economistas.

La primera ministra británica Liz Truss junto al ministro de economía Kwasi Kwarteng el pasado 23 de septiembre REUTERS

“Si se tiene en cuenta el menor impulso del crecimiento, el endurecimiento significativo de las condiciones financieras y el aumento del impuesto de sociedades a partir del próximo mes de abril, rebajamos aún más nuestras perspectivas de crecimiento en el Reino Unido y ahora esperamos una recesión más significativa en el país”, escribió Goldman en una nota a sus clientes el domingo. “Es posible que en los próximos días se produzcan nuevos cambios de política”.

Según los economistas de Goldman, la decisión de Truss de sustituir a Kwarteng y preparar el terreno para una serie de giros políticos en un intento de tranquilizar a los mercados, quitará algo de presión al Banco de Inglaterra.

Con la persistencia de la inflación, esperan que los funcionarios del banco suban los tipos de interés en 75 puntos básicos tanto en noviembre como en diciembre.

Juan José González